Kuna Yala Panama
En General
Provincias de Panama
Ciudad de Panama
Clima de Panama
Cultura
Economia
Fauna y Vegetation
Fechas de Fiestas
Gobierno y Politica
Historia
Mapas de Panama
Personajes Importantes
Salud y Medicina
Universidades

Turismo
Como llegar
Atracciones Turísticos
Naturaleza Panama
Galeria de Imagenes
Videos de Panama
Agencias de Viaje
Embajadas Extranjeros

Servicios
Paginas Amarillas
Foro de Panama
Prensa de Panama
Blog de Panama
Directorio Paginas Web

Hospedaje
Hoteles en Panama
Posadas en Panama
Apartamentos turisticos

Gastronomia
Restaurantes
Clubs y Bares

Transporte
Aerolineas en Panama
Aeropuertos de Panama
Lineas de Autobuses
Taxis en Panama
Alquiler de coches

Entretenimiento
Compras
Deportes
Eventos
Radio y TV
Cines de Panama
Musica - Conciertos
Vida Nocturna

Extras
Enlaces
Contactos

Ultimos Visitantes

Panama Kuna Yala
Un Paseo por la Comarca de Kuna Yala

Sin lugar a dudas, todo el territorio panameño esta lleno de lugares de carácter e interés turísticos. Uno de los destinos mas sobresalientes dentro del territorio nacional se localiza en nuestro caribe litoral norte y esta compuesto por unas 365 islas, cierto una isla para cada día del año, todas de origen coralino a lo largo de 200 millas de costas en el Mar Caribe.
Por supuesto hablamos del Archipiélago de San Blas, oficialmente conocido como la Comarca de Kuna Yala.
Es muy probable que el turista haya escuchado hablar sobre este archipiélago e incluso seguro muchos han visto documentales en televisión sobre este paraíso en Panamá, pues este collar de islas coralinas se ha convertido en uno de los destinos de eco-turismo más populares dentro de la región de Centroamérica y el Caribe. Kuna Yala es una comarca autónoma dentro del territorio panameño y su historia data de más de 500 años antes de la llegada de los españoles al nuevo continente. Su población comprende de aproximadamente 61,707 Kunas (según Censo del 2000), que residen en las islas y tierra firme (localizadas en las cercanías del Lago Bayano al sureste de Panamá), distribuidos en unos 48 poblados en la región.

Los Kunas, como se le denomina a los miembros de la comarca son considerados una de las pocas tribus indígenas del continente americano que mantiene casi intacta su cultura a pesar de los cambios globales que afectan el mundo que les rodea. Por ello, hemos decido conocer un poco mas a fondo la comarca Kuna Yala, los Kunas, su cultura y sus atractivos turísticos que ahora compartimos con ustedes.

Se puede acceder a la región desde la Ciudad de Panamá, vía aérea diariamente en vuelos 25 minutos, según sea su destino dentro de este conjunto de islas. Quienes prefieren una travesía mas aventurera, pueden llegar a la comarca por carretera durante el verano en auto de doble tracción, tomando la Carretera Panamericana en dirección a la región de Bayano, desviándose a la altura de El Llano de Chepo para llegar directamente hasta la comunidad costera de Cartí, desde donde se puede alquilar cayucos o botes para trasladarse a la isla de su preferencia. Nosotros hemos preferido utilizar el servicio aéreo.

Empezamos nuestro viaje con las ansias de descubrir el paraíso poco después de las 5:30 a.m. Una vez con todo el equipaje necesario, nuestro primer destino fue el aeropuerto Marcos A. Gelabert en Albrook. Nuestro vuelo partió a las 7:00 a.m. y sin darnos cuenta ya estábamos sobre la densa selva del norte de la provincia de Panamá. Era un día hermoso y nuestro aeroplano voló muy bajo, así que pudimos apreciar la maravillosa y casi impenetrable selva. Luego de unos 25 minutos de vuelo finalmente llegamos a nuestro destino, El Porvenir, sede administrativa de la Comarca Kuna Yala. Desde aquí se puede desplazar a otras islas cercanas.

Una vez en El Porvenir, entramos en contacto con nuestra primera experiencia nativa. Las mujeres vestían blusas de mola y faldas anudadas a la cintura. Sus rostros denotan una pintoresca característica de su raza que se logra solamente mediante la mezcla de sus mejillas pintadas de rojo y una línea negra de “jagua" que delinea sus narices, complementadas con aretes redondos de oro y la típica argolla en la nariz que adornan su belleza natural. A diferencia de muchas mujeres Kunas que residen en la capital, estas realmente representan la esencia de sus tradiciones y lo reflejan principalmente en todo su vestuario. Todas utilizan pulseras y tobilleras de chaquiras, collares de oro y una pañoleta de color rojo y amarillo les cubría la cabeza. Muy contrario, los hombres se visten muy sencillos, con camisa y pantalón largo de tela lisa.

Las viviendas están constituidas por dos estructuras, la nega-tumat o casa grande que sirve de dormitorio y la so-nega o casa de fuego en donde se hacen y se comen los alimentos. La construcción se realiza de forma comunitaria (Minga). Las casas son rectangulares con una dimensión de 7 metros de ancho por 12 ó 15 de largo, las paredes son de caña y el suelo de tierra. El interior es despejado y duermen en hamacas que cuelgan de las vigas. Aparte de la percepción de sus viviendas aprendimos que la organización político-religiosa descansa sobre el Sahila (cacique) y su cabildo –integrado por cuatro alcaldes-cacique ("argar"), ocho guardias ("suabedi"), un secretario, un fiscal y un tesorero.

Luego de una calurosa mañana conociendo diferentes aspectos de la sociedad Kuna, tornamos nuestro camino hacia la comunidad de Wichubwala, a pocos minutos de El Porvenir. Aprovechamos para sumergirnos entre las cristalinas aguas que rodean la isla, pues el calor que merodeaba el ambiente era impresionante. Afortunadamente las aguas tropicales y calmado ambiente hacer poco a poco desaparecer el calor, preparándonos para nuestra siguiente jornada.

Nuestra tercera parada fue en la comunidad de Cartí-Sugtupu. En este poblado nos encontramos con un hotel que pertenece al pueblo; además de servicios de radio-comunicación, correos, biblioteca, escuelas, dos muelles, luz eléctrica, pequeña tiendas y panaderías, una iglesia católica, una cancha de baloncesto, un centro de salud y un aeropuerto en tierra firme.

Su economía esta centrada en recolección de productos agrícolas, banano, guineos, ñame, yuca, aguacate, caña de azúcar etc. Del maíz hacen la chicha (maíz molido) que beben hervida y mezclada con agua. También lo fermentan para lograr una bebida alcohólica, la que también obtienen de la caña de azúcar. El pescado es básico en su dieta y lo preparan ahumado para poder conservarlo hasta por dos meses sin refrigeración.

Luego de un intenso día, lleno de emociones y nuevas experiencia, llego la noche y con ella el cansancio, que rápidamente se apodero de cada uno de nosotros.

Y así llego el nuevo amanecer. Nuestra brújula marca hacia el noreste de la comarca, nuestra próxima aventura, la comunidad de Narganá. Durante nuestro viaje pudimos aprecias las hermosas playas de arena blanca que rodean las pequeñas islas que conforman el archipiélago. Sus majestuosas palmeras que adornan el habitad de cada una de ellas reflejadas en las aguas cristalinas como destellos de la naturaleza viva de la región.

Finalmente, después de un largo y excitante viaje por lancha llegamos a Narganá. La isla esta compuesta por dos poblados, el otro llamado Corazón de Jesús; las mismas se comunica a través de un puente de madera. Aprovechamos nuestra estadía en el área para sumergirnos en las cristalinas aguas de Narganá y practicar algo de snorkeling.

Nuestro segundo destino del día fue Isla de Tigre, a solo 15 minutos desde Narganá. El poblado se caracteriza por ser muy tradicional y seguir sus costumbres al pie de la letra es algo importante y esencial al momento de visitarlos. Aquí pudimos apreciar de cerca como las mujeres Kunas confeccionas las famosas ‘molas’.

La confección de las ‘molas’ consiste en la aplicación de pedazos de tela, uno encima de otro, cosidos con una puntada especial, conformando intrincados y extraordinarios diseños. Cada uno de los diseños es único y original que reflejaban la concepción del mundo, la naturaleza, y la vida espiritual de los Kunas. Muchas de las mujeres cunas en toda la región solucionan algunos de sus problemas económicos por medio de este arte, el cual se vende a precios muy razonables y al alcance de cualquiera. Según la historia oral de los Kunas, la ‘mola’ fue creada por la primera mujer Kuna de nombre Kikadiryai quién enseño a las mujeres Kunas su confección y su uso.

Sin darnos cuenta la madrugada se apodero de nuestro entorno y ya era casi hora de partir. Y así fue, mientras nos alejábamos de lo que fue nuestro hogar por un par de días, sentí la nostalgia de decir adiós a la tierra de la gente viva, ‘dulenega’ – como la definen los propios Kunas, San Blas para la mayoría de nosotros. Nuestro vuelo partió a las 6:35 a.m. desde El Porvenir y rápidamente nos alejamos del archipiélago. Sin embargo, la experiencia sigue viva, por lo cual los invito a vivirla.

 

   
Informaciones

Informaciones