Esclusas de Miraflores Panama
En General
Provincias de Panama
Ciudad de Panama
Clima de Panama
Cultura
Economia
Fauna y Vegetation
Fechas de Fiestas
Gobierno y Politica
Historia
Mapas de Panama
Personajes Importantes
Salud y Medicina
Universidades

Turismo
Como llegar
Atracciones Turísticos
Naturaleza Panama
Galeria de Imagenes
Videos de Panama
Agencias de Viaje
Embajadas Extranjeros

Servicios
Paginas Amarillas
Foro de Panama
Prensa de Panama
Blog de Panama
Directorio Paginas Web

Hospedaje
Hoteles en Panama
Posadas en Panama
Apartamentos turisticos

Gastronomia
Restaurantes
Clubs y Bares

Transporte
Aerolineas en Panama
Aeropuertos de Panama
Lineas de Autobuses
Taxis en Panama
Alquiler de coches

Entretenimiento
Compras
Deportes
Eventos
Radio y TV
Cines de Panama
Musica - Conciertos
Vida Nocturna

Extras
Enlaces
Contactos

Ultimos Visitantes

Panama Esclusas de Miraflores
El Canal de Panamá es una de las mayores obras de ingeniería de todos los tiempos, una verdadera maravilla del mundo. Para construirlo se debieron remover mediante excavación más de 180 millones de metros cúbicos de tierra.

Atravesar el canal le toma a un barco menos de 24 horas. En el trayecto, de alrededor de 80 kilómetros, el barco debe pasar por tres juegos de esclusas (Miraflores, Gatún y Pedro Miguel) que hacen las veces de enormes ascensores de agua para los buques.

esclusas del canal de Panamá
Por encontrarse próximas al ingreso al Canal desde el Pacífico, las esclusas de Miraflores son las más cercanas a la Ciudad de Panamá. Allí funciona el Centro de Visitantes Miraflores, que abarca un área de 18.000 metros cuadrados. En él se exhiben maquetas, modelos mecánicos y objetos relacionados con la historia del Canal. También se proyectan videos que resultan muy ilustrativos para quienes quieren conocer más en profundidad la historia y las características del Canal de Panamá. Desde este Centro de Visitantes se puede, a su vez, seguir el tránsito de un buque desde que llega a las esclusas hasta que sale de ellas.

Es recomendable terminar este paseo ascendiendo al Cerro Ancón, que con sus 199 metros sobre el nivel del mar es el punto más alto de la ciudad. Desde él se tiene una vista privilegiada da la Ciudad de Panamá y de las Esclusas de Miraflores.

Sin duda alguna visitar el canal, es casi una obligación si estas en Panamá. Con una extensión de 80 km, el canal de Panamá es una de las más importantes obras de ingeniería a nivel mundial. Las esclusas del canal (Miraflores, Pedro Miguel y Gatún) son unas impresionantes compuertas de 25 metros de altura, que sirven como ascensores permitiendo a los buques elevarse, debido a la diferencia de altura entre los océanos Pacífico y Atlántico.

Las esclusas de Miraflores son las más visitadas por su cercanía a la ciudad de Panamá. Los visitantes de las esclusas de Miraflores pueden conocer del funcionamiento y la historia del canal, gracias a las exposiciones que se presentan en el centro de visitantes. La visita cuesta 5$ a los no panameños y permite visitar un mirador que hay en lo alto del edificio de las esclusas.

Pero sin duda lo más interesante al visitar las esclusas de Miraflores es ver el paso de un buque a través del canal, al tiempo que puedes presenciar el funcionamiento de las esclusas mientras abren y cierran, para permitir su paso. Puedes finalizar tu visita a las esclusas de Miraflores subiendo al cerro Ancón, desde donde podrás tener una vista del canal, así como de la ciudad de Panamá.


Las esclusas son elevadores escalonados.

Los dos océanos que conecta el canal están al mismo nivel; el desnivel del canal sirvió para simplificar las obras de excavación por el centro de Panamá y no tener que cavar tanto. En el trayecto los buques pasan por dos lagos artificiales creados por las obras del canal: el lago Miraflores y el lago Gatún.

El buque Mol Thames, proveniente del Caribe, se aproxima a las esclusas por el lago Miraflores.

Éste será el último esclusaje antes de salir al Pacífico. El Mol Thames ya pasó por las esclusas de Gatún, el lago Gatún, las esclusas de Pedro Miguel y el lago Miraflores. El recorrido total dura unas nueve horas. Durante la travesía los capitanes de navío ceden el mando a unos pilotos panameños especializados en el paso del canal. Unos remolcadores ayudan al Mol Thames a enfilar correctamente la entrada de las esclusas.

Ya en la esclusa, unas locomotoras especiales, llamadas “mulas”, arrastran al buque hasta la posición correcta por medio de cables metálicos muy resistentes.

Hay cuatro mulas en la proa del barco y cuatro en la popa. La flota de locomotoras se renovó recientemente. Cuando el canal se abrió, en 1914, se usaban locomotoras de vapor. Las de hoy son eléctricas.

El Mol Thames desciende junto con el nivel del agua en la primera cámara de las esclusas.

El agua entra y sale de las esclusas por gravedad, sin necesidad de bombas. La cámara se llena con 100 millones de litros de agua. El descenso dura unos 10 minutos.

El nivel del agua en la primera cámara se ha igualado con el de la segunda.

Las esclusas se abren y el barco puede pasar, arrastrado por las mulas, que lo controlan con precisión para evitar que roce con las paredes. Entre tanto, un segundo buque, el Podravina, ha entrado en las esclusas. Las esclusas de Miraflores tienen una longitud de 1700 metros y suben y bajan los barcos 16.5 metros.

El Mol Thames pasa frente a la caseta de control de las esclusas de Miraflores.

Este barco es del tipo llamado Panamax: tiene el largo y el ancho máximos que pueden transitar por el canal de Panamá.

Las dimensiones de un buque tipo Panamx son 32.3 metros de manga (ancho) y 294.1 de eslora (largo).

Las dimensiones Panamax son muy importantes en el diseño de buques de carga. Los buques más grandes que el tipo Panamax (llamados “Pospanamax”) no pueden transitar por el canal. Ya se ha propuesto una ampliación del canal que permita el paso de buques mayores.

Una mula del canal de Panamá inicia el descenso hacia el nivel de la cámara baja de la esclusa.

Estas locomotoras tienen una potencia de 290 caballos de fuerza cada una y las fabricó la empresa japonesa Mitsubishi. En el barco se ve a los agentes del la Autoridad del Canal de Panamá supervisando el tránsito del Mol Thames.

Las esclusas se cierran tras el paso del buque.

Hay dos compuertas por seguridad: si un barco chocara con una, la otra podría contener las aguas y evitar una inundación catastrófica. En unos minutos la cámara de la derecha volverá a llenarse con aguas del lago Miraflores para admitir otro barco. El paso de buques es continuo en el canal de Panamá (en promedio 38 al día, o alrededor de 14,000 al año). Al fondo se ve al buque petrolero Podravina llegar al nivel bajo para pasar detrás del Mol Thames.

Las esclusas de Miraflores, listas para recibir un nuevo buque.

Nótese el diseño en V. Con esta forma, la presión del agua contribuye a mantener las compuertas firmemente cerradas cuando la cámara está llena.

   
Informaciones

Informaciones